Justicia Ruano

El blanco y el nude también fueron los protagonistas del comienzo del desfile. Entrelazándose entre sí, crean unos looks elegantes para ocasiones casual, mientras que cuando entra en juego el negro, se van volviendo más propicios para la noche.

A partir de aquí, el desfile fue tomando color hasta convertirse en una lección de cómo el color puede convertirse en elegancia, suavidad y feminidad. De hecho, el color se hace tan intenso que llega a tonalidades flúor.

A destacar, una cierta influencia de los años 20 que se detecta en algunos modelos, así como en la utilización de detalles como los flecos. Los elementos tendencia, que hemos visto hasta ahora, como las transparencias y los shorts también hacen acto de presencia, así como un recuperado de esta temporada, el péplum, y de otoño, el cuero.

Escrito por | 14 de agosto de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tendencias mujer | Etiquetas: , , ,

No hay posts relacionados.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta